Metapneumovirus

El metapneumovirus humano (hMPV) es un miembro del género Metapneumovirus, familia Paramyxoviridae, que pertenece al orden de los Mononegavirales, correspondiente a virus de ácido ribonucleico (RNA) monocatenario negativo, que consta de 8 genes en el orden 3’-N-P-M-F-M2-SH-G-L-5’, y que codifica para 9 proteínas. Suele causar enfermedad respiratoria de carácter leve. Sin embargo, los niños pequeños, ancianos y personas con inmunodeficiencia pueden presentar complicaciones severas, como neumonía, y precisar hospitalización.

Características clínicas: Se adquiere a través del contacto con las secreciones respiratorias (p. ej. estornudos, tos, manos contaminadas con secreciones, etc.) de una persona enferma. La transmisión ocurre durante todo el año con predominio en los meses de invierno, primavera y verano.

El virus respiratorio sincitial (VRS) y el hMPV causan síntomas similares. De 3 a 7 días después de la infección aparecen congestión nasal y fiebre. Alrededor de la mitad de los niños con una primera infección desarrollan también tos, sibilancias, rinofaringitis, congestión y/o descarga de secreción nasal, que indican una afectación de las vías respiratorias bajas. En los lactantes menores de 6 meses de edad, el primer síntoma puede consistir en un periodo de ausencia de respiración (apnea).

Es frecuente que en niños el cuadro progrese a inflamación de la vía respiratoria inferior causando bronquiolitis y neumonía. En casos severos, puede inducir exacerbación del asma, neumonía grave o síndrome de dificultad respiratoria aguda. En adultos los síntomas son similares.

En adultos sanos y niños mayores, la enfermedad suele ser leve y puede manifestarse sólo como un resfriado común.

Diagnóstico: Se realiza mediante evaluación médica. Generalmente, los médicos sospechan una infección posiblemente por hMPV, en los bebés y niños con bronquiolitis o neumonía durante la temporada de VRS o durante un brote.

El objetivo del diagnóstico es prevenir de manera anticipada la posible aparición de complicaciones relacionadas al metapneumovirus humano, para diferenciar de otras infecciones virales o bacterianas que si requieren tratamiento específico y para controlar la transmisión a personas sanas.

Las muestras de secreción nasal se valoran mediante un análisis rápido de antígenos, PCR o cultivo para ayudar a identificar el virus.

Tratamiento: No existe aún una vacuna contra el hMPV que esté aprobada. El tratamiento en el hogar consiste principalmente en el alivio de los síntomas. Los niños con dificultad respiratoria son hospitalizados. Según su estado, el médico puede administrar un tratamiento que incluya oxígeno y la administración de líquidos por vía intravenosa.

Newsletter

Reciba todas nuestras novedades en su correo electrónico