Enfermedades infecciosas

Trichomonas vaginalis

Trichomonas vaginalis es un protozoo flagelado que aparentemente no forma quistes, y no sobrevive bien fuera de su hospedador. Reside en el tracto genital inferior de las mujeres y en la uretra y próstata de los hombres, y se transmite por vía sexual. Causa vaginitis, cervicitis y uretritis.

Características clínicas: La tricomoniasis es una infección de transmisión sexual (ITS) frecuente que afecta tanto a hombres como a mujeres, siendo más habituales los síntomas en las mujeres. Se calcula que cada año se registran 7.4 millones de casos nuevos en mujeres y hombres.
La mayoría de los hombres con tricomoniasis no presentan signos ni síntomas, pero algunos puede que tengan ardor después de orinar o eyacular. Ocasionalmente también pueden presentar hinchazón o irritación de la glándula prostática (prostatitis) o hinchazón en el epidídimo (epididimitis).
Algunas mujeres tienen síntomas o signos de la infección que incluyen un flujo vaginal espumoso, amarillo verdoso y con un fuerte olor. La infección también puede causar molestias durante la relación sexual o al orinar, así como irritación y picazón en el área genital de la mujer. En casos muy inusuales puede haber dolor en la parte baja del vientre. Los síntomas en las mujeres suelen aparecer de 5 a 28 días después de la exposición a la infección. 

Diagnóstico: Para diagnosticar la tricomoniasis tanto en hombres como en mujeres, un proveedor de atención médica debe realizar un examen físico y una prueba de laboratorio. El parásito es más difícil de detectar en los hombres que en las mujeres. En las mujeres, el examen pélvico puede revelar la presencia de pequeñas ulceras rojas (llagas) en las paredes de la vagina o en el cuello uterino.
El diagnóstico de la tricomoniasis se realiza fundamentalmente mediante examen en fresco, cultivo, y más recientemente, por métodos de amplificación de ácidos nucleicos.

Tratamiento: La tricomoniasis suele curarse con antibióticos recetados, ya sea metronidazol o tinidazol en una sola dosis por vía oral.
Los síntomas de la tricomoniasis en hombres infectados pueden desaparecer en unas cuantas semanas sin tratamiento alguno. Sin embargo, un hombre infectado que nunca haya tenido síntomas o sus síntomas hayan desaparecido, puede seguir infectando o reinfectando a su pareja sexual femenina mientras no se trate la infección. Por lo tanto, ambos en la pareja deben tratarse la infección al mismo tiempo para eliminar el parásito.

Newsletter

Dese de alta en nuestro newsletter y reciba nuestras novedades y noticias en su correo